viernes, 27 de febrero de 2009

Bella Simone 2


No se muere de haber nacido, ni de haber vivido, ni de vejez. Se muere de algo… Mi madre alentaba al optimismo cuando, impedida y moribunda, ella afirmaba el precio infinito de cada instante; asimismo, su vano encarnizamiento desgarraba el velo tranquilizador de su superficialidad cotidiana. No existe muerte natural: nada de lo que sucede al hombre es natural puesto que su sola presencia cuestiona al mundo. Todos los hombres son mortales: pero para todos los hombres la muerte es un accidente y , aún si la conoce y la acepta, es una violencia indebida.
"Una muerte muy dulce" de Simone de Beauvoir

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Hermoso extracto y hermoso libro.
Besos de "El Otro"

ele de lauk dijo...

Conocedora de cada rinconcito del alma humana , la leía con un afilado pero suave bisturí y la describía con la claridad de una científica y el estilo de una lúcida escritora .
Gracias por el encuentro, garres.

pesuniasygarras dijo...

Anonimo: es lindo vio?? saludos para el otro y usted.

pesuniasygarras dijo...

De nada Ele.
Saludos

Noc dijo...

"asi es querida mia, la ceremonia del adios"

pesuniasygarras dijo...

Si, si
Saludos y bienvenido

Protervo dijo...

ojalá haya una muerte calma.

garrasfotitos dijo...

Protervo: ya lo sabremos...ya lo veremos.