domingo, 20 de abril de 2008

La cosa era con cantidad, ahora de calidad no hablemos...


A veces te venden cosas, o uno compra cosas que no son de calidad , y que casi no sirven para la función por la cual la adquirimos.
Por ejemplo si uno se compra una polera trucha, tal vez no abrigue mucho; pero si uno se pone dos o tres superpuestas podríamos entrar en calor.
Con ella me paso algo parecido parecía no surtir efecto, pero en cantidad hacía maravillas.
Y solo quiero y necesito decir éstas palabras:
- Qué bien, pero que bien.





6 comentarios:

cuti dijo...

mandarineta unusitada

pesuniasygarras dijo...

hblsnrmSeeeeeeeeee

ALTAMIRA dijo...

Nosaka Nipone, el último de los tintoreros virgenes, se prendía uno tras otro mientras miraba las rayitas del canal porno. Dejó el vicio de ver tele cuando una noche se atragantó con el capuchón de una birome mientras no paraba de reir. El otro vicio no piensa dejarlo.

Muy linda la joven de más abajo en tonos sepias.
Salut pesunias!!

pesuniasygarras dijo...

Hola ALtamira que alegria que haya pasado por aqui.Es cierto algunos vicios hay que tener, sospecho d ela gente que no tiene ninguno...
Si, era linda y chiquitita jajaja
Salute para usted
Garras

Manón dijo...

lo importante es que funcione

pesuniasygarras dijo...

Costo mucho ehh, pero funcionó a la perfección una vez que agarro la ruta.
Beso
Garras